La Ley universal de la Atracción (LDA)

lda2
Se ha escrito mucho sobre ella, mucha gente la practica con afirmaciones positivas, que según me contaron en un taller que di, se tienen que esforzar por acordarse de repetirlas sin sentirlas realmente.

La LDA parte de la base que lo semejante atrae a lo semejante, esto es siempre cierto, una persona dependiente emocional, atraerá a personas dependientes emocionales, una persona feliz, atraerá a personas felices, una persona que esté instalada en la queja, atraerá personas con las que quejarse juntos, todo está siempre relacionado, son las relaciones como espejo (base de mi terapia para entender nuestro aprendizaje actual), y también, como no, con el Ho’oponopono, que para mí es la técnica raíz capaz de sanarlo todo. (Emocional y físico).

La LDA SIEMPRE funciona, y es por ello, que es muy importante entenderla, para usarla en favor de nuestro crecimiento. Partimos de la base que todos tenemos a nuestro alcance todo aquello que queremos, porque ya existe. Si existe, puedes tenerlo, igual que otros lo tienen. No eres diferente, ni tienes mala suerte, ni es complicado, tan sólo es una cuestión de saber “igualar” la emoción al estado deseado, y para ello, es muy importante que primero puedas ver y saber claramente quien eres y qué haces aquí.

Si piensas que eres un cuerpo físico más, luchando por pagar facturas, ser entendido por los demás, y hacer que las circunstancias de tu vida se adapten a lo que tú “crees” que es mejor para ti, tu mismo te estás cerrando puertas, ya que lo que tienen preparado para ti, siempre va a superar todas tus expectativas en todos los sentidos, y para ello, es importante que “recuerdes” que tu plan de vida ya está hecho, lo hiciste cuidadosamente antes de volver a encarnarte en este plano, ahora con menos información, no te puedes permitir dudar de que es perfecto, y ponerte en contra de lo que hay en tu vida, ya que cada escalon para llegar a fluir con el plan, está hecho a la perfección, y lo único que tienes que hacer, es el aprendizaje correspondiente a cada etapa de tu vida, para pasar al siguiente escalón, hasta llegar a sintonizar con tu plan (cuando todo fluye por si solo y te sientes pleno)

Diréis que si todo está escrito, ¿Dónde queda el libre albedrío? Bueno, pues claramente está ahí, y la mayoría de personas lo usan para seguir forzando situaciones que no son para ellos y les quitan mucha energía. Nada ni nadie puede impedir que tu elijas quedarte en la queja, infelicidad, tristeza, depresión, desmotivación, etc…, ese es tu libre albedrío. Pero recuerda siempre, que hay otra manera de vivir más acorde a tu ser/esencia de luz, en la cual sólo hay Amor, paz, serenidad, alegría, aceptación, compasión, y es desde ahí, desde tu esencia pura, desde donde vas a lograr todo lo que te propusiste alcanzar.

En resumen, el primer paso es conocerse a uno mismo, pasar por la oscuridad de nuestras emociones, verlas y así tener la opción de encender la luz. Si no eres consciente de que estás a oscuras, no vas a buscar el interruptor de tu luz. A medida que vas pasando por este proceso, haces de manera simultánea, el proceso de conocer a los demás, ya que todos somos uno, y todos tenemos esa luz y oscuridad en nosotros. De manera espontánea, vas aceptando todo lo que ocurre como parte del proceso, y la aceptación te permite avanzar (aquello que resistes, persiste), y luego de la aceptación, ya queda poco más, todo se va recolocando en su sitio, como las piezas del tetris que se dan la vuelta y se colocan en el lugar preciso que encajan, ya sólo te falta la contemplación sin identificarte, te das cuenta de que hay alguien que observa y alguien que hace acciones, y desde esa sabiduría, puedes “animar” al que hace las acciones, a que tome la mejor acción en cada caso. Ya no hay reacción al pasado, el tiempo nace y muere a cada instante.

Cuando no hay reacciones (acciones basadas en memorias pasadas), vuelves a recuperar la ilusión, sorpresa, y frescura de un nño, que busca siempre divertirse y pasarlo bien, y cuando se hace daño, llora 5 minutos y luego lo olvida y sigue jugando.

Tienes todo a tu alcance para ser feliz, si todavía no lo eres, pregúntate, ¿Qué estoy queriendo conseguir que sea diferente a cómo es? Esa respuesta te puede dar la clave de tu aprendizaje actual. Si fuera dinero, la siguiente pregunta sería ¿Disfruto realmente con lo que hago? ¿Seguiría haciendo lo mismo aunque fuera multimillonario? Si es amor, la pregunta sería ¿Me estoy amando realmente? ¿Me trato como trataría a la persona que más amo en el mundo?, con la salud, sirve cualquiera de los dos ejemplos anteriores, ya que un mal estado de salud, viene de algún bloqueo emocional, más o menos profundo.

No te conformes!!! No estás aquí para eso. Estás aquí para alcanzar la mejor versión de ti mismo, la que hace que te mires en el espejo y digas… ¡Ole tú! Te amo!!!! 🙂

Feliz día a tod@s!!!

Anuncios

Acerca de Atrévete al Cambio

Terapeuta emocional, y facilitadora de talleres de crecimiento personal.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s